23/2/2005

Omisión de trámite esencial - Derecho a la defensa y desconocimiento de cuaderno reservado - 12/12/03 - Rol Nº 22531-03

Santiago, doce de diciembre de dos mil tres. Vistos y teniendo presente: 1º.- Que en estos antecedentes del 17º Juzgado del Crimen de esta ciudad se ha dispuesto la vista conjunta de dos resoluciones apeladas por las partes, cuales son, la primera, correspondiente a un artículo o incidente que rola a fs. 26 del cuaderno de compulsas, promovido por una de ellas y mediante el cual se ha denegado la publicidad del cuaderno reservado; y la segunda, la sentencia condenatoria de ambas como autora, la una, y cómplice, la otra, del delito de tráfico ilegal de estupefacientes y que se lee a fs. 797 del cuaderno principal; 2º.- Que en efecto, tanto en el procesamiento de fs. 34 como en el auto acusatorio de fs. 29 el tribunal a quo consideró expresamente como elemento de cargo la declaración mantenida en el cuaderno de reserva. Asimismo, en el fallo definitivo, se declara que, entre otras piezas inculpatorias, también lo son el parte policial de fs.1 -que se refiere a esta circunstancia- y el contenido de la declaración del agente encubierto que llevó a cabo la operación de inteligencia que derivó en la detención de las encausadas, antecedentes probatorios ambos utilizados para establecer el hecho punible y la participación de las inculpadas (párrafos a) y f) del considerando 1º- ; y a) y c) del motivo 7º.-); 3º.- Que la defensa de las procesadas no tuvo conocimiento del antes referido cuaderno reservado y, por tanto, estuvo inhibido de analizarlo y eventualmente impugnarlo; o bien hacer las consideraciones que estimare del caso, lo cual, evidentemente limitó su derecho constitucional y legal a su defensa y, por tanto, a un justo y racional proceso, derecho éste que la propia ley Nº 19.366, en su artículo 33, se cuida de garantizar,limitan do el tiempo de su reserva, lo cual, por cierto, es sin perjuicio del derecho que todo testigo tiene a que, previo requerimiento, como aquí sucede, se guarde el secreto de su identidad, según lo previene el artículo 189 del Código de Procedimiento Penal; 4º.- Que acoger, en este estadio procesal, como debiera, la apelación del artículo en alzada, resulta incompatible e inconducente con la condena ya impuesta en primera instancia, desde que la defensa debió argumentar lo necesario para contestar el respectivo auto de cargos y, por su parte, el sentenciador hacerse cargo de ello en su sentencia, lo que ya no resulta posible hacer; 5º.- Que, sin embargo, y habiéndose incurrido, como se dijo y también se reconoció en estrados, en una omisión que altera la sustanciación normal del pleito, privando a una de las partes de uno de sus derechos fundamentales, cual es el de su propia defensa, se ha configurado en la especie un vicio de procedimental que autoriza la casación de la sentencia, puesto que se ha faltado a un trámite esencial del proceso penal y que, como causal expresa de nulidad, está contemplada en el artículo 541 Nº 12 del Código de Procedimiento Penal y para cuya decisión de oficio esta Corte está facultada por lo dispuesto en el artículo 786 del Código de Procedimiento Civil. Por estas consideraciones y de acuerdo, además, con los dispuesto en los artículos 535, 541 y 544 del Código de Procedimiento Penal, de oficio, se anula la sentencia apelada de dos de julio de dos mil dos, escrita a fs. 797 del cuaderno principal, dejándose sin efecto todo lo obrado en la causa a partir desde la contestación de las respectivas acusaciones fiscales, retrotrayéndose la tramitación de la misma al estado de notificarse válidamente éstas a las partes del juicio. En su momento, el juez de la causa dispondrá lo necesario a objeto de dar a conocer a los apoderados de las procesadas el contenido del cuaderno reservado que requieren, cuidándose, eso sí, de mantener en secreto la identidad del agente encubierto que allí presta declaración. En su oportunidad, el juez no inhabilitado que corresponda dictará la respectiva sentencia de reemplazo. Agréguese copia autorizada de esta resolución al cuaderno de compulsas que corresponde al incidente en alzada, declarándose innecesario emitir pronunciamiento sobre el fondo del mismo. Regístrese y devuélvanse (tres tomos, un cuaderno de compulsas y un sobre sellado que contiene el cuaderno reservado). Redactó el Ministro señor Dolmestch. ROL Nº 22.531-2003.- Pronunciada por los Ministros de la Novena Sala, señor Juan González Zúñiga, señor Hugo Dolmestch Urra y Abogado Integrante señor Francisco Tapia Guerrero.